lunes, 23 de septiembre de 2013

Ernesto Yamhure ¿Desde el exilio se puede hacer política? ¿Exiliado o protegido de la CIA, de la DEA?

Todo indica que este personaje es otra de las fichas de la pirámide descubierta en #Twitter y liderada por un oscuro personaje que tiene a su mando una mafia de acosadores, vulgares, amenazantes y temerarios sujetos, pero este en especial, protegido por los Estados Unidos. Protegido? Exiliado?
Le llegó competencia a Ricardo Puentes Melo, lastimosamente para un navío llamado Uribismo, que tiene el cáncer metido en el alma y proyecto político que esta gente peligrosa está llevando al abismo, son personajes muy oscuros con un pasado escabroso.
¿De dónde salió Ernesto Yamhure?

Ernesto Yamhure se había convertido en uno de los columnistas estrellas de la derecha y en uno de los principales defensores del gobierno del ex presidente Álvaro Uribe en los medios. Sin embargo, desde que revelaciones recientes lo vincularon con el jefe paramilitar Carlos Castaño, desapareció del espectro mediático. 
El Expresidente Uribe no lo mencona hace más de dos años

Ahora pocos saben de su destino, así como muy pocos conocían de sus orígenes cuando de repente se convirtió en un exitoso columnista de radio y prensa. El escándalo y la desaparición El miércoles de la semana antepasada, comenzó a circular por internet la nueva edición del diario Un Pasquín, dirigido por el caricaturista Vladdo, que reveló que Carlos Castaño había intercambiado correos con Yamhure y que le había hecho sugerencias de cambios en sus columnas que eventualmente sí fueron modificadas antes de ser publicadas. Según Un Pasquín, en una USB entregada por el paramilitar del Urabá alias “H. H.”, a la Fiscalía, se encontró un correo que Castaño le envió a Yamhure diciéndole: “Le pido un favor, inserte un párrafo donde alerta a las AUC sobre la importancia del cumplimiento de su palabra ante la opinión pública, de cumplir con el cese de hostilidades, que incluye abandonar definitivamente cualquier participación en actividades del narcotráfico, pues es lo que espera Estados Unidos (…) Amigo, a mí me parece que así es más válido lo que usted escribe, y muestra su línea crítica con todos los violentos”.
El artículo además contó que Juan Rodrigo García
, hermano de alias “Doblecero”, dijo que acompañó a Yamhure a por lo menos dos reuniones con paramilitares de las AUC. El portal Verdad Abierta ya había publicado un intercambio de correos en abril del año pasado y había contado que alias “El Alemán” había acusado a Yamhure en 2009 de ser asesor de Carlos Castaño, pero fue la revelación reciente de Un Pasquín de que Castaño influía en las columnas de Yamhure la que causó revuelo.
El mismo día que comenzó a circular la información, tras el escándalo que se generó en prensa y redes sociales, Yamhure presentó su renuncia ante El Espectador (aunque con el argumento de razones personales), mientras que Caracol Radio (donde transmitía una columna sonora y participaba de vez en cuando como panelista del programa Hora 20) y el programa La Hora de la Verdad de Fernando Londoño transmitido por Radio Súper, decidieron prescindir de sus servicios. Ya el 29 de agosto Yamhure había renunciado a la Universidad Católica de Bogotá, donde impartía la asignatura de Política en la Especialización de Gobierno.
Y desde entonces, no se ha vuelto a saber de él. Su cuenta de twitter, @eyamhure, en la que el columnista aparecía periódicamente, no ha vuelto a moverse desde el 29 de agosto. Yamhure no ha vuelto a hacer ninguna aparición pública, ni se ha vuelto a pronunciar ante algún medio. Y el viernes Gustavo Gómez, periodista y director del programa “Hoy por hoy” de Caracol Radio, le dijo a través de twitter a Daniel Samper, refiriéndose a Yamhure: “pues aquí en Caracol Radio seguimos esperando una explicación de su vínculo editorial con Castaño. Desapareció. Se esfumó”.
La Silla Vacía contactó a periodistas que trabajan en los medios en los que aparecía Yamhure y a personas que han sido cercanas a él políticamente y ninguna supo dar razón de su paradero. La Silla también intentó conctactarlo en su teléfono y correo electrónico, pero no obtuvo respuesta. Lo único que hay, por ahora, son rumores de que viajó, probablemente a Estados Unidos. Y el misterio que rodea su partida de los medios, también permeó su llegada a ellos.
La llegada a los medios En una grabación de una conversación reciente de Yamhure con Vladdo y en la carta de renuncia que Yamhure dirigió a Fidel Cano, el director de El Espectador, el columnista dice haber trabajado en medios desde hace 11 años (cuando, según él, comenzó a publicar en El Espectador y El Nuevo Siglo). En la grabación, Yamhure se defiende de las acusaciones diciendo que, en efecto, contactó a Castaño, pero para corroborar sus datos con una fuente, tanto para escribir columnas, como para redactar su tesis de grado. Sin embargo, ha causado curiosidad la fecha que dio de su ingreso a los medios. Lo cierto es que Yamhure comenzó a colaborar, aunque esporádicamente, a través de textos enviados a la redacción, con El Espectador y El Nuevo Siglo desde el año 2000, cuando iba por la mitad de su carrera de Ciencia Política en la Universidad del Rosario de Bogotá y apenas pasaba los 20 años. Yamhure, que es bogotano y viene de una familia de ascendencia libanesa, era un estudiante destacado en la universidad, tanto por sus excelentes calificaciones, como por su línea de pensamiento conservadora de línea dura con la que llegó a ser identificado en sus columnas.
La descripción de su cuenta de twitter enfatiza esa pertenencia a la derecha ideológica, pues se identifica “católico, columnista de El Espectador y Caracol, periodista de La Hora de La Verdad” y está complementada por su foto de perfil, que es un cruficijo sobre un fondo nublado azul. Durante el primer gobierno de Uribe, recibió una columna semanal en El Espectador, aunque La Silla Vacía contactó a periodistas, columnistas y editores del periódico y ninguno recuerda exactamente cuándo o por qué. Pero llegó durante una ofensiva de presión de funcionarios del Gobierno a medios de comunicación para que incluyeran más columnistas con miradas gobiernistas y así contrarrestar lo que sentían era una mayoría de oposición entre los opinadores.
Puesto que Yamhure ya había escrito en el periódico y ya había mostrado su posición de derecha y de simpatía con las políticas de Uribe, pareció una buena opción para llenar ese vacío que reclamaba el Gobierno. Esto, a pesar de que llevaba pocos años fuera de la universidad y que prácticamente nadie en el mundo del periodismo tradicional, al que dice haber pertenecido por más de una década, podía dar razón de él. Antes de la renuncia de Yamhure, Fidel Cano, el director del diario El Espectador, había defendido su inclusión entre los columnistas (muy criticada por algunos sectores que se quejaban de falacias argumentativas en sus textos y de un radicalismo peligroso), diciendo que consideraba pertinente tener a personas venidas de todas las vertientes políticas. En cualquier caso, gracias a su columna en El Espectador, Yamhure comenzó a ganar prominencia y a consolidarse como un referente entre los columnistas de derecha. Por eso comenzó a ser invitado a ser panelista de Hora 20, donde defendía las posturas de ese lado del espectro político y, eventualmente, Fernando Londoño se fijó en él y lo llevó a su programa, que también es cercano a las ideas del ex Presidente Uribe y a la ideología de derecha. Con eso, también se ganó la entrada a la Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, una organización liderada por José Obdulio Gaviria que reúne a varios miembros de la derecha y apoyó ambas candidaturas de Uribe a la Presidencia.
¿Quién es? Durante su época universitaria, Yamhure se hizo cercano a políticos conservadores de una tendencia ideológica igual a la suya y, aunque oficialmente no participó en campañas, sí acompañó al ex representante Roberto Camacho (fallecido en 2005 en un accidente de helicóptero) y al ex congresista Enrique Gómez Hurtado, ambos militantes del Movimiento de Salvación Nacional, la línea de Álvaro Gómez Hurtado dentro del Partido Conservador. Sin embargo, su rol no fue más allá del de simpatizar con sus posturas y en el Partido Conservador no lo recuerdan.
También se acercó a Álvaro Uribe durante su primera campaña presidencial, pues compartía varias de sus ideas políticas, sobre todo su visión sobre lo que había que hacer con el conflicto armado. Desde entonces, sus textos fueron benévolos con el ex Presidente y exaltaron su labor política. Por otra parte, se hizo cercano al político liberal del Valle Carlos Holmes Trujillo (que fue Ministro del Interior durante el gobierno de Samper y que apoyó el referendo promovido por Uribe en 2003), quien dirigió su tesis en el Rosario. Esa tesis, que Yamhure tituló “El proceso de paz con las Autodefensas Unidas de Colombia” fue terminada en 2003 y recibió una Mención Meritoria del jurado calificador. Y también acercó a Yamhure a Luis Carlos Restrepo, entonces Alto Comisionado para la Paz, con quien eventualmente trabajaría. Pero antes, en diciembre de 2003, Carlos Holmes Trujillo fue nombrado Embajador en Suecia.
Trujillo se llevó a Yamhure con él y lo nombró Primer Secretario en la Embajada, por lo que se convirtió en uno de los diplomáticos más jóvenes en salir del país. Allí tuvo que enfrentar las acusaciones de un polémico periodista y activista sueco de nombre Dick Emanuelsson, quien lo acusó de manejar la “Red de Cien Mil Amigos de Colombia en el Exterior”, según él, una red de creada por Álvaro Uribe y encargada de llevar registro de todos los miembros de oposición en el exterior, no se conoce con qué intenciones. Emanuelsson dijo que en 2005 Yamhure fue descubierto tomando fotos de exiliados colombianos en Suecia y que por esto tuvo que enfrentar polémicas en radios suecas. La polémica entre Yamhure y Emanuelsson creció y ha durado varios años. Yamhure ha publicado columnas acusándolo de ser colaborador de las Farc, mientras que el sueco ha seguido publicado artículos acusándolo, como una entrevista con Juan Rodrigo García (el hermano del paramilitar conocido como “Doblecero”) en la que el hermano del jefe paramilitar asegura que Yamhure era amigo de Castaño. Sin embargo, esta polémica no pasó a mayores y Yamhure volvió al país y pasó a trabajar durante un tiempo junto a Luis Carlos Restrepo en la Alta Consejería para la Paz. Luego, brevemente, continuó su carrera diplomática, esta vez en los Países Bajos. Volvió a Colombia en 2007 y se dedicó a varios oficios, incluidas su apariciones en prensa, cátedras universitarias y asesorías varias, como una de seguimiento a proyectos legislativos del Congreso para la que lo contrató la Superintendencia de Notariado y Registro en 2007. Pero ahora Yamhure ha caído en desgracia y hasta Fernando Londoño -quien fue uno de sus impulsores- en una editorial en La Hora de la Verdad (que eventualmente se convirtió en una diatriba contra Vladdo y la Fiscalía) dijo que las acciones de Yamhure reveladas por Un Pasquín eran indefendibles y se salían de la línea periodística que defiende su programa. Por su parte Uribe, quien usualmente salta a defender a sus allegados, no se pronunció al respecto. Así que Yamhure, si aparece, tendrá que defenderse casi en soledad de las acusaciones que lo vinculan con Carlos Castaño.


EL INSOPORTABLE ERNESTO YAMHURE Y SUS SOSPECHOSAS RELACIONES

El fanatismo religioso mortal que no perdona a sus contradictores
Fuente:EL Periodico Bogotá
MIÉRCOLES, 31 DE AGOSTO DE 2011 19:01 ESCRITO POR EL PERIÓDICO
Ernesto es un niño mimado, cuarentón, solterón (no más), cavernario, godo recalcitrante, uribista furibundo, elitista, vanidoso, agresivo (tanto que el peligroso y temido Carlos Castaño le pide que se modere), enemigo de la izquierda y comentarista hostil de todo aquello que no esté alineado con sus pensamientos de acabar con la guerrilla. Pero también es inteligente, ilustrado. No es posible con él una discusión civilizada, ni siquiera con sus compañeros. En la cabina de Radio Súper fue necesaria la mediación de Guillermo Diaz Salamanca para evitar que se enredaran trompadas con Antonio Morales, de pensamiento ampliamente liberal. Y a mí no me faltaron ganas de renunciar a “La Escalera” por su forma insoportable y desafiante. Nunca entendí el porqué de tanto aparato militar para sus desplazamientos, antes y después de “asesorar” al Comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo. Su llegada a los estudios, aparatosa, ostentosa y ruidosa, era más visible que la de cualquier ministro. Ahora entiendo más el asunto. Yamhure, columnista de El Espectador y de Caracol, tenía que cuidarse mucho por su extrema cercanía con el jefe paramilitar Carlos Castaño y, seguramente, otros sujetos de la misma pelambre. Por lo que acaba de publicar “El Pasquín”, valiente y costoso esfuerzo de Vladimir Flórez, Vladdo, Ernesto Yamhure no sólo tomaba trago con Castaño sino que le consultaba sus columnas periodísticas y las cambiaba según recomendaciones “como se evidencia en el contenido de una USB que ya está en poder la Fiscalía”. " (…) Amigo, a mí me parece que así es más válido lo que usted escribe, y muestra su línea crítica con todos los violentos”, le sugiere Castaño a Yamhure, en referencia a una columna del 1o de diciembre de 2002. Castaño Gil conminó a Yamhure a evitar un ataque frontal contra la Revista Semana y la Comisión Colombiana de Juristas. “No creo conveniente su crítica descarnada a la revista Semana, es mejor ignorar eso. Tampoco es conveniente hacer peyorativo el título del libro De León Valencia, pues no es eso lo que sugiere el libro”, advierte el extinto cabecilla del paramilitarismo. La periodista Duque recuerda que en enero de 2009, en una declaración rendida dentro del proceso que se sigue por el asesinato del periodista Jaime Garzón, Juan Rodrigo García Fernández, hermano de un ex cabecilla de las autodefensas, aseguró que en ocasiones acompañó al columnista de El Espectador. “En el sauna de la casa de Carlos Castaño, mientras yo tomaba café ellos tomaban whisky y el doctor Yamhure fumaba su pipa (...) El doctor Yamhure participó conmigo (…) en al menos dos reuniones con las autodefensas”.
Ernesto ya no toma whisky. Se lo dijo al propio Vladdo. Lo demás es cierto. “Yo le daba recomendaciones el año pasado a la campaña de Mockus –explica Vladdo- porque era amigo y medio cercano. Nunca a un desconocido le digo qué tiene que hacer, qué tiene que decir, ni qué tiene que escribir en un comunicado que van a sacar a la opinión pública, como es el caso de Yanmhure con Castaño. “La injerencia de Castaño fue tal que él reescribió el artículo, le cambió el contenido, el enfoque y conservó algunas cosas del borrador que le mandó a Castaño, pero el artículo en EL ESPACTADOR salió completamente distinto. No es una simple consulta académica..”.
El periodista Vladdo reflexiona: si yo tuviera un correo así con un guerrillero, estaría hoy en la hoguera y me estarían quemando vivito. Lo de Piedad Córdoba en las famosas USB de Reyes es un caso parecido, pero todos ya la condenaron y la echaron a la hoguera. Creo que la información de Piedad Córdoba es menos explícita y comprometedora que esta de Yamhure con Castaño. José Obdulio, Fernando Londoño, un señor Saúl Hernández Bolívar, todos esos manejan un doble rasero para juzgar las cosas que tienen que ver con ellos y evaluar lo que sucede con los demás. A mí me da mucho pesar que EL ESPECTADOR y EL TIEMPO tengan en sus páginas personas tan cuestionadas éticamente, porque el asunto no tiene que ver con prontuarios, cárceles, ni nada, sino con la ética. Es una cosa muy sutil. Se tiene o no se tiene. Uno no puede tener sombras en eso”. Ernesto Yamhure es un farsante, me dijo Vladdo, en Todelar.

martes, 3 de septiembre de 2013

Luis Diego LLeras BLanco. Guillermo Enrique Vasquez Torres. Células terroristas de ultraderecha, camuflaje de depredadores sexuales

De fuente confiable, las formas del abuso sexual solapado mediante el uso de las redes sociales, pareciera estar descontrolado y en manos de mafias,  que ahora fungen de "líderes de fans políticos", para infiltrar grupos de adolescentes y jóvenes mujeres para vincularlas, al parecer a redes de proxenetas internacionales, con el moderno truco del bullyng, conocido y combatido por Antipedofilia.Org y entre los crímenes más peligrosos de Internet para gente de todas las edades.
Luis Diego LLeras Blanco:
https://twitter.com/Go77e 
http://diegoth.deviantart.com
http://LSDELL_perverted
Algunas de las cuentas involucradas, aunque los clones de estos criminales pululan en twitter, facebook, ask.fm entre otras tecnologías 2.0
https://twitter.com/NicoIasMaduro
https://twitter.com/camilofz45
https://twitter.com/Yobusgo
https://twitter.com/AdasOz
https://twitter.com/lesga432
https://twitter.com/cesarecolo 

https://twitter.com/ALEJAO_C

https://twitter.com/CircoHmnoSantos
https://twitter.com/VerdadyVerdad11  
Ref:
Terrorismo virtual en twitter, religión y política. Células de criminales en redes sociales
La prostitución del periodismo de garage. Mentira y Paranoia nacional

Estos sujetos pareciera tener como fin descomponer la sociedad colombiana, humillando al resto de internautas, valiéndose de la complacencia de ciertos pichones de genocidas, oportunistas que reniegan de una patria adolorida y sangrante desde hace más de 50 años; lo indignante es que los jefes políticos de esas vertientes legales y democráticamente activas guardan silencio con una sospechosa complacencia.Desprecian la infancia!
Nombre:  Guillermo Enrique Vasquez Torres
Nacido 19/12/1980



La investigación apenas empieza.
Tiene varias denuncias en España por diversos delitos.
Referencias personales:
https://twitter.com/megavas
http://www.flickr.com/photos/megavas/
http://megavas.blogspot.com/2009/08/pequenio-viaje-la-plata-huila.html
Guillermo Enrique Vasquez Torres Oriundo Neiva C.C. 7716482 Tel. 3163895537
Referencia de particulares, denuncias ante las autoridades españolas por crímenes contra la dignidad, el honor, homofobia y otros delitos. Es seguro que nunca podrá viajar a Europa, será apresado de inmediato.
Fuente externa:
Pseudo hacker al servicio del terrorismo ultraderechista de Colombia
El difamador Guillermo Enrique Vásquez Torres ha tenido el atrevimiento de intentar sorprender en su buena fe a mi proveedor de internet (como pretendió hacer con el anterior LugoInternet hace algo más de un año, él y una jauría de jornaleros del crimen). Después de haberme llamado cybersicario desde su cuenta @megavas (parapeto anónimo hasta descubrir yo su identidad y localización), por defenderme de los insultos de @camilofz45 (identidad celosamente guardada por la Policía Nacional de Colombia, ellos sabrán) a raíz de mi pregunta a Álvaro Uribe Vélez, desde mi cuenta @RSanchezArmas más tarde saboteada por el cibersicariato, que dónde estaba el narcoparamilitar falsamente desmovilizado Giovanny Jesús Marín Zapata (el signatario de aquel "Acuerdo de Paz" con los narcoparamilitares en nombre del gobierno de Álvaro Uribe Vélez hoy está prófugo de la justicia colombiana), este sujeto, Guillermo Enrique Vásquez Torres, se ha sentido "ofendido" por mi enlace piscopata.htm, publicado hace dos años.
Otras fuentes:
  

LUIS DIEGO LLERAS BLANCO
El homófobo más extraño de Colombia...
http://www.rafaelsanchezarmas.com/maricona.sin.oficio.jpg 
Fuente particular España
 

lunes, 2 de septiembre de 2013

Ricardo Puentes Melo el mil veces frustrado y la prostitución del periodismo de garage. Fronteras de la mentira y el terrorismo... Paranoia nacional

No precisa ir demasiado lejos para saber la clase de personajes "novelescos" y de fábula, que lideran el proceso ultra-derechista de oposición, cuyo único fin es llevar a la guerra y el caos total a Colombia. Su peligrosidad radica en el reclutamiento de borregos como el líder de "un millón de voces en contra de las farc" Oscar Andrés Morales Gutierrez, que ha transformado su supuesto altruismo y patriotismo para ser el jefe de una célula de terroristas virtuales, que convencen a la gente de a pie para que suman el país en la violencia, sin importar si son paramilitares, bacrim, delincuentes comunes, estudiantes rebeldes, desmovilizados o guerrilleros, todo le sirve.

El pseudo-periodista autoproclamado reportero Ricardo Puentes Melo, @ricardopuentesm director del pasquín  "Periodismo sin Fronteras", con un prontuario que bordea lo penal y raya en lo genocida, y que vale la pena conocer, para no caer en su trampa suicida:
- ex-columnista desterrado de todos los medios de comunicación  serios de Colombia
- "genio del chisme" y la publicidad negra
- Izquierdozo de fundamentalistas de derecha
- ex-funcionario de medicina legal, frustrado patólogo por falta de capacidad mental
- ficha del ajedrez político y rueda suelta de regímenes paramilitares regionales
- guerrillero frustrado, no fue capaz de definir sus ideales revolucionarios de juventud 
- fabulista frustrado
- libretista frustrado
- oportunista frustrado
- político fracasado  y saltimbanqui de ultraderechistas
Los mantenidos en Colombia si existen
Pero respetemos las fuentes, antes de investigar y leer su prontuario en redes sociales en KienyKe, La Silla Vacía y otros medios de comunicación serios, ya habíamos conocido su capacidad demencial para inventar noticias y mentir, su veneración oportunista y falsa al Uribismo y su supuesta lealtad al Centro Democrático, partido político legal del Ex-presidente Alvaro uribe Velez, que se ve empañado por sujetos como este y el pichón de genocidas Rafael Guarín, la mente maquiavélica que quiere sujetar el terrorismo al poder político. El Montesinos colombiano.

Por: Camila Osorio, Lun, 2010-11-08 14:49
Aunque el presidente goza en este momento de un 89 por ciento de popularidad según la última encuesta del Centro Nacional de Consultoria, una minoría poderosa ya comenzó a criticar en radio, televisión y prensa escrita la gestión de Juan Manuel Santos durante los primero 100 días de gobierno. Lo curioso es que estas críticas no están viniendo de los partidos de oposición ni de los columnistas más críticos. Vienen de representantes de la derecha uribista más conservadora que impulsó a Santos después de que fracasó el intento de Andrés Felipe Arias de llegar a la Presidencia. Por haber cambiado la terna para fiscal, por acercarse desde sus primeros días a Hugo Chávez, y por radicar en el Congreso políticas que ven adversas al gobierno anterior como la ley de tierras o la de víctimas, así está hablando la derecha de la derecha contra Juan Manuel Santos...
 
Ricardo Puentes Melo Ricardo Puentes Melo es director del editorial del portal Periodismo Sin Fronteras, que aunque no goza de mucha credibilidad, es interesante porque durante la campaña presidencial escribió en el blog lasillaocupada.com varios artículos no solo apoyando la candidatura de Juan Manuel Santos sino sobre todo demoliendo a Antanas Mockus a punta de rumores. Ahora, Puentes está completamente en contra de los nombramientos de Santos, a quien considera que “está gobernando con la guerrilla”. “El camarada Santos ha actuado en forma poco obligante con los seguidores del ideario de Álvaro Uribe, al nombrar en ministerios, institutos descentralizados y demás puestos burocráticos, a enemigos de ese legado.
En su gabinete vemos a amigos de las FARC, cómplices de los narcos y receptores de dineros de la mafia. También, el camarada Santos ha gozado tomándose fotografías que Uribe ni en sus peores pesadillas se permitiría: con Petro, con Dilma Rouseff, con Chávez después de comprobarse su apoyo a las FARC, con Vivanco, otro aliado de las FARC y enemigo de Colombia… Hasta se pegó su viaje a España para traerse a otro admirador de la guerrilla: el juez Baltasar Garzón”, escribió Puentes en su última columna. (ver entrada completa)


Historia

Por: DIEGO OLIVARES JIMÉNEZ Publicado 3:27 pm, julio 10, 2012 
El asesinato a cuchillo de su abuelo, Eliodoro Melo, por parte de la guerrilla del Eln en Macanal (Boyacá), le borró cualquier tentación juvenil de ingresar a la guerrilla a Ricardo Puentes Melo. Estaba listo para hacerlo. Cuando estudiaba antropología en la Universidad Nacional de Colombia, en la década de los 80, más de uno de sus compañeros empuñó el fusil, como lo hizo el abatido comandante de las Farc Alfonso Cano. Pero la muerte del abuelo le cambió la vida. Aún a sus 50 años recordarlo le produce melancolía. Lo asesinó la guerrilla por haber denunciado ante la Procuraduría General de la Nación la toma del colegio del municipio de Macanal por integrantes del M-19, quienes reclutaban jóvenes para las columnas urbanas. Don Eliodoro también se atrevió a denunciar el secuestro de varias personas que estaban privadas de la libertad en la finca del alcalde. Los reparos de Puentes frente a la izquierda fueron creciendo, y recordó momentos que había rechazado cuando como profesor de la Nacional presenció como un grupo de estudiantes celebraban con un canelazo el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado. La rabia contra el M-19 ha tomado forma en su cruzada por defender la inocencia del Coronel Alfonso Plazas Vega, en las órdenes que impartió para la retoma del Palacio de Justicia en 1985. El tema lo tomó por su cuenta y decidió documentarse. 
 El 24 de febrero llevó como testigo al Juzgado donde se desarrollaba el juicio contra Plazas, el cabo en retiro Édgar Villamizar para que este declarara que su testimonio había sido suplantado. De manera descontrolada, Puentes fotografió a varios de los periodistas que se encontraban allí y las subió a su cuenta de Twitter señalándolos de comunistas por haber cruzado conversaciones con la Fiscal del caso, Ángela María Buitrago, y los abogados del Colectivo José Alvear Restrepo, de quienes habla despectivamente. Los restos de varias de las personas que murieron en la toma del Palacio de Justicia llegaron al Laboratorio de Antropología Física de la Universidad Nacional, donde Puentes se desempeñaba como dibujante forense cuando era estudiante de antropología. Así que no solo los vio de primera mano sino que realizó reconstrucciones faciales y corporales sobre los cadáveres. 
Pero nada de esto le afecta su visión radical frente al coronel Plazas, que además lo acercó a José Obdulio Gaviria, Eduardo Mackenzie y Plinio Apuleyo Mendoza. Desde su cuenta de twitter @ricardopuentesm y desde su portal en internet Periodismosinfronteras.com, pide obsesivamente por la libertad del Coronel retirado pero también defiende a fondo las ideas de Álvaro Uribe, con lo que se ha convertido en su nuevo y más radical escudero. “Odio a los que odian a Uribe”, dice sin reparos. Y este sentimiento lo ha llevado en emprender peleas en redes sociales como la que entabló con los periodistas Daniel Coronel y Felipe Zuleta. No duda en recurrir a las ofensas personales cuando se trata de enfrentar a un contrincante del ex Presidente. A Coronell le trinó: “@DCoronell Sr. Tengo fuentes fiables que aseguran que usted sí es homosexual. Gente me escribe diciendo que usted los acosa sexualmente. No?”.
Afirmación que Coronell le refutó en los mismos términos: “Sr @ricardopuentesm no soy homosexual. Si lo fuera no me daría verguenza decirlo. En cambio me avergonzaría mucho ser homofóbico como ud”. Este capítulo duró varios días y lo cerró con este trino: “Todos los homosexuales mamertos seguidores de Coronel y Zuleta se me vinieron en jauría. Ni puedo leer todos los insultos con calma. Horror”. Allí publicó tambiénpublicó también la agresiva carta contra el padre Francisco De Roux
Como están las cosas, el rol de Puentes tendrá un mayor peso, así como su portal Periodismosinfronteras.com en la campaña por la conquista de la presidencia que lanzó el propio ex presidente Uribe en el homenaje al ex ministro Fernando Londoño. Son muchos de los más férreos defensores de Uribe reunidos alrededor de Primero Colombia, vienen como Ricardo Fuentes de la izquierda y de allí su radicalidad. Aunque ahora con ideas de derecha.